Venecia – italia

con 6 comentarios

 

 

Slider
Slider
Slider
Slider
Slider

No he conocido ciudad del mundo más encantadora que Venecia.

Llegando al aeropuerto Marco Polo de Venecia lo primero que me impresionó fué ver la ciudad desde el aire con todas sus luces encendidas lista y el cielo totalmente rosáceo producto del atardecer.

Para llegar del aeropuerto a la ciudad tuve que tomar un colectivo que te deja en la estación.

¿Alguna vez te ha pasado no ver autos por cinco días? Acá te olvidas del auto e incluso de las bicicletas, todo se mueve a través de los canales en lanchas colectivo, taxis y las típicas góndolas.

No sé exactamente porqué pero llegé a este sitio poca expectativa pero al comenzar a recorrer las calles no podía creer lo que iba viendo. Farolas por todos lados con sus luces reflejadas en el agua y la luna llena iluminando los pintorezcos edificios, las parejas caminando de la mano al lado de iglesias enormes y bellísimas. Todo es tan mágico en Venecia.

 

Durante los 5 días que duró mi estadía me alojé en un departamento de Airbnb con dos amigos de Argentina que ya habían visitado la ciudad en varias oportunidades y que me ayudaron a descubrir la ciudad.

AQUÍ te dejo un cupón con 35€ de regalo para que puedas utilizar en tu próxima reserva en Airbnb.

 

CALLES ANGOSTAS

 

 

Mis amigos me habían prestado una guía con las indicaciones para llegar a los mejores puntos de la ciudad pero la verdad es que no la revisé ni una sola vez. En este viaje decidí recorrer las calles y perderme por completo abierto a descubrir lo que había a la vuelta de la esquina. Cada rincón de esta ciduad esconde algo digno de retratar. Las calles angostas ayudan mucho para crear fotografías con sensación de profundidad. El reflejo del paisaje en el agua de los canales le dan un toque acuarelado muy especial. Los balcones siempre cubiertos con ropa que se seca al viento y muchísimas macetas con plantas de colores le dan el toque final a esto que parece una pintura.

Las máscaras

La ciudad de Venecia es mundialmente conocida por sus carnavales que comenzaron en el año 1296 en donde nobles se disfrazaban y ocultaban su identidad utilizando máscaras para mezclarse con el pueblo.

Desde entonces las máscaras son el elemento más importante del carnaval y se convirtió en un símbolo de este pueblo. Recorriendo cualquier calle de la ciudad se pueden encontrar puestos que las vendes en distintas calidades, desde las baratas de plástico por un par de euros hasta las maravillas artesanales con infinidad de detalles. Sin dudas es algo que quedará pendiente pasar algún carnaval entre máscaras venecianas.

Canales

Como dije antes, una de las cosas más increíbles de la ciudad es que todo el transporte es a pié o en barco. Cruzar la ciudad a pié me llevó nada más que 40 minutos por lo que realmente es muy accesible. El último día de mi viaje compré un pase de trasporte ilimitado por 24 que me permitia tomar todas las líneas de colectivos acuáticos. Navegando los canales la vista cambia completamente y se descubren nuevas cosas. Sin mencionar que el movimiento suave y contínuo de la corriente dan como resultado una vista en modo “travelling” que me hace muy feliz… La gente del cine me va a entender.

Las góndolas, conocidas mundialmente, son embarcaciones de 11 metros de largo que hace muchos años eran el único medio de transporte dentro de la ciudad. El remero, también llamado “gondolero”, conduce la embarcación con un solo remo que va apoyado en una forcola, una pieza de nogal con una forma particular que permite realizar 8 movimientos para controlar la navegación.

Actualmente solo quedan aproximadamente un centanar de góndolas y su uso está principalmente asociado al turismo que paga entre 80 y 100 euros, dependiendo del horario, por una paseo de media hora.

 

ARTE

La ciudad de Venecia, toda es una obra de arte. Recorriéndola a pié o navegando sus canales vemos esculturas, pinturas y obras arquitectónicas en cualquier dirección. Estoy seguro que para los estudiosos del arte Venecia es uno de sus templos. Su rica historia de diversidad cultural moldeada por el comercio y las guerras, que la llevaron varias veces a ser invadida también se ven reflejado en su arte.

También es increíble la cantidad de museos, para todos los gustos y de todas las épocas.
El Palacio Ducal ubicado a un costado de la plaza de San Marcos es uno de los sitios que tuve la fortuna de visitar y que me dejaron boquiabierto. Obras en las cuatro paredes, el piso y hasta en el techo. Salas y salas gigantescas con pinturas que hoy resultan muy dificil de imaginar que han sipo pintadas por un ser humano. Sin dudas son maravillas de nuestra humanidad.

 

Torre de San Marcos

Este campanario de 98,6 metros de altura independiente de su templo lleva una historia fabulosa. Su construcción fue finalizada en el Siglo XII y atravesó muchas reformas y reparaciones debido a terremotos y rayos hasta que en el año 1902 se originó una grieta en la pared norte que hizo que la torre se desplomara completamente. Esa misma tarde el consejo comunal decidió su reconstrucción. El alcalde de la época, durante su discurso pronunció la famosa frase “dov’era e com’era” (donde estaba y como era) que se convirtió en el lema de esta reconstrucción.

Hoy, por 8€, podes disfrutar de la mejor vista de la ciudad. Estuve ahí arriba durante más de una hora tomando fotos en todas las direcciones durante el atardecer a pesar de que por ratos llovió y las rafagas de viento hacían temblar a todos los visitantes que habían subido en musculosa y short.

 

Hay quienes dicen que Venecia es una ciudad que se recorre en un fin de semana, yo digo que una sola vida no alcanza y que voy a volver mil veces a redescubrirla.



 

6 Comentarios

  1. Alicia Miller
    | Responder

    Gracias, Kevin!!! Hermosa manera de recorrer Venecia a través de tus fotos.

    • Kevin Zaouali
      | Responder

      Gracias a vos Alicia por acompañarme siempre desde el blog 😀

  2. Juan Bautista de las Carreras
    | Responder

    Kevin ! Me encanto la publicación ! Las fotos están buenísimas ! Los primos de BsAs te re seguimos ! Te mando un abrazo grande !

    • Kevin Zaouali
      | Responder

      Gracias queridos!
      Tenemos que hacer un viaje juntos 😀

  3. Joaquin
    | Responder

    Increíbles las fotos Kevin. Ya te dije, te sigo en todos lados!

    Yo solo tuve un día en Venecia, y se que quiero volver. Me agarro lluvia y es mágico ese momento entre canales, callecitas, charcos y reflejos.
    No se si estaba tan inspirado en esos días de fotos, tengo un recuerdo más bien gris de ahí. Creo que es un tema el tener un viaje largo con varios lugares.

    • Kevin Zaouali
      | Responder

      Tal cual Joaquín. A veces es mejor pasar varios días en un mismo lugar, es la única forma de conocer verdaderamente un sitio.
      Un abrazo grande!

Dejar un comentario sobre Juan Bautista de las Carreras Cancelar respuesta